Encuentranos en:
 Camaná 31 Octubre 2014 "Año de la Promoción de la Industria Responsable y del Compromiso Climático" 29 online y 137292839 totales Publicidad y denuncias: alexhilario@drakoman.com | 054 958177777

Cuento Camanejo El Camanejo soy yo

Enviada por : Percy Gallegos Melgar en mitos_leyendas

Un cuento para niños sobre la historia del Camaron y una serie de aventuras en la que pasa el Camaron, todo adaptado a la realidad Camaneja.

EL CAMANEJO SOY YO


Era el último día de la creación de las especies de la tierra y el mar, Dios se encontraba cansado, todos los animales y especies de su reino ya tenían nombre propio era el final del sexto día y se prestaba a descansar, cuando de pronto se dio cuenta que debajo de su lecho habían tres animalitos diminutos que le faltaban nombres.


Uno era cuadradito, con patas a los costados y ojos levantaditos, el otro tenía unas antenas grandes y largas, un gancho en su mano derecha y una larga cola y el último no tenia ni ojos ni pies visibles solo una gran capa dura y una lengua que le asomaba por la punta de vez en cuando.


Dios abrió su gran libro de nombres y se dio con la sorpresa de que estos se le habían agotado así es que para solucionar el problema los reunió y les dijo a los tres “hijos míos no tengo un nombre que darles pero en premio a la espera y paciencia que han tenido para con la creación los enviare al paraje más hermoso de la tierra, cuando lleguéis a ese lugar todos los llamaran con el nombre de esa ciudad.
 Fue así que Dios liberó en la tierra a estas tres pequeñas criaturas.


El primer animalito que llegó fue el cuadradito de patas a los costados y ojitos levantaditos observó desde el gran cerro  de oriente un inmenso río y un interminable mar, un valle florido y hermoso y dijo para sí ¡Oh que lugar más bello!, el animalito acercándose a la playa con sus patitas hizo un gran hoyo para descansar luego sacando sus ojos entre la arena pudo divisar una gran nube que decía “este es el pueblo de Camaná”.


En ese instante sintió tanta alegría que apenas pudo acercarse al mar antes de gritar ¡ya tengo nombre, ya tengo nombre! Como este pueblo se llama Camaná yo me llamaré camanejo.



Justo en ese momento unos metros más allá el segundo animalito de andar más lento había aprovechado la corriente del río para llegar hasta el pueblo. El animalito de antenas paradas y colita larga saliendo del agua vio hacia el norte y hacia el sur la inmensidad de tan hermoso valle y dijo para sí ¡Que lindo lugar!


Después de juntar unas piedras para protegerse del sol el animalito pudo advertir que en los matorrales habían unos chilcales ordenados simétricamente en los que se podían leer “esta es la villa Hermosa de Camaná”.


Al ver esto el animalito se alegró mucho su corazón salto de emoción y empezó a gritar ¡ya tengo nombre, ya tengo nombre! Como esta villa se llama Camaná yo me llamaré camanejo.


Después de algunas horas el tercer animalito más lento que los otros dos y que no  tenía patas, usó la corriente del mar para llegar hasta el lugar, al mirar la inmensidad del cielo, el verde del valle y la majestuosidad de la costa el animalito se sintió encantado de haber llegado hasta allí.


Una vez construido su refugio debajo del mar el diminuto animalito pudo ver entre la espuma marina unas letras que decían “bienvenido a la Villa Hermosa de Camaná”.


En ese momento sintió una felicidad indescriptible su alegría no podría ser mayor y empezó a gritar ¡ya tengo nombre, ya tengo nombre! Como este pueblo se llama Camaná yo me llamaré camanejo.


Así transcurrieron los días hasta que una tarde los animalitos salieron de sus refugios y decidieron pasear por la orilla de la playa encontrándose los tres en las afueras del chiflón.


Los tres animalitos al verse frente a frente se miraron con sorpresa y el primero anticipándose a los otros sacó el pecho hasta lo más alto y les dijo a los otros dos ........ “ya saben yo llegué primero hasta aquí y mi nombre es CAMANEJO” El segundo al verlo refutó..no no no no estas equivocado el CAMANEJO soy yo y el tercero al verlos a los dos pronunció convencido no no ustedes dos están en un grande error aquí el verdadero CAMANEJO soy yo.


Así se armó una discusión de horas tras horas pues todos querían ser camanejos. Dios al ver esto y para resolver el conflicto ordenó al primero “en tu nombre llevaras seis letras de tu pueblo y habitarás en la playa junto al mar, observó en seguida al segundo y le dijo tu llevarás cinco letras de tu pueblo y habitarás en el río y luego se dirigió al tercero y le dijo tu llevarás cuatro letras de tu pueblo y habitarás en el mar. Después de ello los tres animalitos vivieron felices hasta el día de hoy el CANgrEJO en la playa, el CAMAróN en el río y la MAChA en el mar.


         Fin


Escrito por el Psicologo y Escritor Juan Carlos Gamarra Salazar

Se envio el 21 Abril 2008 y tiene 7428 Visitas
Volver Atrás

DEJE SU COMENTARIO U OPINION

INFORMACION DE CAMANÁ

Portal Turistico de Camana 2006-2014 - Desarrollado por Alex Hilario Tlf. 95 8177777 - 054 518188 - Arequipa - Peru - Camana
E-mail:(Soporte) alexhilario@drakoman.com - E-mail: (Prensa) webmaster@decamana.com